Translate

miércoles, 15 de mayo de 2019

Los mayores productores de residuos plásticos deben obtener consentimiento antes de exportar su basura tóxica al hemisferio sur.



Ginebra, Suiza – Hoy, 187 países dieron un gran paso para frenar la crisis del plástico al agregar plásticos no reciclables, mixtos y contaminados a la Convención de Basilea, un tratado que controla el movimiento de residuos peligrosos de un país a otro. La enmienda requiere que los exportadores obtengan un consentimiento informado previo de los países receptores antes del envío de residuos plásticos sucios, mixtos o no reciclables, entregando una importante herramienta a los países del hemisferio sur para que detengan el ingreso masivo de envases plásticos tóxicos, no manejables y otros tipos de plásticos a sus países.
Después de que China prohibiera la importación de la mayoría de los residuos plásticos en 2018, los países en desarrollo, en particular los del Sudeste Asiático, ha recibido un enorme flujo de desechos plásticos contaminados y mixtos que son difíciles o imposibles de reciclar. La enmienda propuesta por Noruega a la Convención de Basilea le proporcionará a los países el derecho a rechazar residuos plásticos no deseados o que no se puedan gestionar.
La decisión refleja un creciente reconocimiento en todo el mundo de los impactos tóxicos del plástico y del comercio de residuos plásticos. La mayoría de los países expresaron su apoyo a la propuesta y más de un millón de personas a nivel mundial firmaron dos peticiones públicas de Avaaz y SumOfUs. Sin embargo, incluso en medio de este inmenso apoyo, hubo algunos casos desacuerdo que se opusieron a catalogar el plástico bajo el Anexo II de la Convención de Basilea, dichos casos incluyeron a Estados Unidos, el principal exportador de residuos plásticos del mundo, el Consejo Americano de Química, un destacado grupo de lobby de la industria petroquímica y el Instituto de Industrias de Reciclaje de Desechos (Institute of Scrap Recycling Industries), una asociación comercial compuesta en gran número por intermediarios de residuos. Como Estados Unidos no es parte de la Convención de Basilea, se le prohibirá comercializar residuos plásticos con las 187 partes de la Convención.

Popular Posts